Gotham

gotham4

Con Gotham Warner/DC inicia la invasión televisiva de superhéroes planteada para la temporada de series 2014/2015. Con tres series nuevas (Constantine en NBC, Flash en The CW y Gotham en FOX) y la ya veterana Arrow, los superhéroes DC quieren llegar al máximo de hogares (y cadenas de televisión) posibles. Eso sí, sin continuidad entre una y otra (excepto Arrow y Flash), ni con el universo cinematográfico en expansión iniciado en 2013 con Man of Steel. Todo lo contrario al plan de Marvel, donde la continuidad y los mundos compartidos cinematográficos y televisivos forman un todo enriquecedor. Pero dejemos de lado los planes más elaborados de Marvel Studios y favoritismos personales (se me ve el plumero enseguida) y centrémonos en lo que toca, que en este caso es la serie Gotham, que como su nombre indica se desarrolla en la ciudad custodiada por el Caballero Oscuro preferido por niños y niñas de todas las edades.

Pero esta serie no trata sobre Batman (bueno, un poco sí), sino sobre James “Jim” Gordon en sus primeros años como detective del corrupto cuerpo de policía de Gotham City. Una ciudad que, sin Batman, estaba dominada por las mafias y el crimen organizado, por lo que no es la ciudad donde uno formaría una familia de valores clásicos. O esto es lo que nos quieren hacer creer porque, de momento, no parece un lugar excesivamente peligroso en el que vivir, no más que cualquier gran ciudad como Nueva York, Madrid o Palma. Ese es uno de los más grandes fallos que tiene el piloto: que la ciudad que da nombre al show no tiene personalidad, podría ser Gotham como cualquier otra. Un problema, el de la falta de personalidad, que se extiende al resto de elementos de la serie. Como una puesta en escena que trata de parecer oscura y amenazante, sin conseguirlo nunca. Todo está demasiado pulcro y “luminoso” (que no iluminado), dando como resultado un escenario más cercano a la postiza Las Vegas de CSI, que a la retorcida y sombría Gotham de los films Tim Burton o Batman Begins de Christopher Nolan (quien también pareció olvidarse de la importancia de la ciudad en las secuelas). Y sin entrar en muchos detalles de realización, solo destacar (para mal) la insulsa escena de la muerte de los Wayne con la que arranca el piloto. Un momento tan relevante en la génesis del héroe, con tantas y tan buenas versiones de la misma, no puede cerrarse con el manido plano picado que se alza al cielo mientras el joven Bruce grita de dolor de rodillas frente a los cadáveres aun calientes de sus padres. Sí, eso pasa.

gotham1

Claro que todo esto se podría pasar por alto si el guión fuese potente… pero ese no es el caso. Dejando de lado lo predecible de la trama, la serie peca de saturación de personajes, la mayoría de ellos completamente innecesarios en este capítulo piloto, aunque posiblemente adquirirán importancia más adelante. Es como si los creadores buscasen mostrar todas sus cartas en este primer capítulo: Catwoman, Hiedra Venenosa, Enigma o un “comediante”, aparecen en pantalla de forma gratuita y forzada, sin aportar nada a la trama más allá del codazo al fan. No niego lo interesante que es mostrar el origen de la amplia plantilla de villanos de Batman, pero mostrarlo todo en el primer episodio y relacionarlo, directa o indirectamente, con la muerte de los Wayne, y por lo tanto con el origen de Batman, no lo es tanto. Bruce Wayne es, pese a que el protagonista de la serie es Gordon, el centro de todo.

En cuanto al resto de personajes, los secundarios cumplen sin más en el poco tiempo que se les da, dejando el peso de la serie en Donal Logue como Harvey Bullock y Ben McKenzie como Jim Gordon. Y mientras el primero se lleva el papel más agradecido (el poli corrupto de rudas maneras, pero con cierto “código”) llevándolo con dignidad, McKenzie resulta en uno de los pilares más flojos de todo el conjunto. El Gordon de la serie no tiene la excusa del original de ser el “nuevo en la ciudad”: el tío que se come el marrón más grande de su vida con el traslado a la Ciudad Gótica, ya que es gothamita de pura cepa. Y con padre poli. Es difícil excusar la ceguera de un personaje tan idealista “porque sí” que parece no haberse enterado hasta ahora de lo enmierdada que está su ciudad. Tal vez sea porque hasta que no te lo dicen cien veces no te das cuenta de que estás en un pozo infecto lleno de basura humana. También se pierde el punto de “héroe del pueblo” al ver lo acomodada que es la vida de Gordon, con su ático con vistas al skyline, chimenea y prometida buenorra que no le hace ascos a echar un polvo frente al hogar. Todo acompañado con copas de vino y música clásica, por si no nos queda claro lo bien que vive.

gotham5

Puede que esté siendo excesivamente duro con la serie, pero es que con el material de partida existente, me parece imperdonable lo mediocre y desganado del conjunto. Por supuesto, hay (mucho) margen de mejora, personajes interesantes (Falcone, El Pinguïno, Bullock…) y que no apueste por el desarrollo procedimental es de agradecer. Un solo episodio es muy poco para valorar si la serie merece o no la pena, por lo que de momento le concedo el beneficio de la duda como se lo concedí en su momento a Agents of SHIELD y Arrow. Espero que, como en aquellas, no me arrepienta de hacerlo.

Anuncios

Acerca de MacMathiu

Graduado tardío de CAU en CESAG. Estudiando Máster de Cine y Audiovisual Contemporáneo en Pompeu Fabra. Cinéfilo. Videojuegófilo. Tebeófilo. Marvelófilo. Perdedor de tiempo profesional desde 1984.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: